La plataforma profesional
sobre las enfermedades
periodontales y periimplantarias

Una iniciativa de
Perio·Aid
Inicio > Noticias > Depresión y enfermedad periodontal

Depresión y enfermedad periodontal

La depresión es un trastorno mental caracterizado por una alteración del humor, del pensamiento y de la conducta. El paciente con depresión presenta tristeza, pérdida de interés o de placer, sentimientos de culpabilidad, baja autoestima, trastorno del sueño, alteraciones del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración, y todo ello como resultado de interacciones complejas entre factores biológicos, psicológicos y sociales.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, más de 300 millones de personas en el mundo sufren despresión, una enfermedad cuya prevalencia está aumentando y que, en el caso de España, afecta al 5,2% de la población1.

La depresión, más frecuente en mujeres que en hombres, es la principal causa de discapacidad en el mundo y contribuye de forma muy importante a la carga mundial general de morbilidad.

El desinterés por mantener una correcta higiene bucodental, los cambios en la alimentación y los efectos secundarios de los fármacos antidepresivos, como, por ejemplo, la disminución del flujo salival, convierten al paciente con depresión en una persona vulnerable a sufrir alteraciones bucodentales. La depresión puede asociarse a:

  • Alteraciones temporomandibulares

  • Caries rampantes

  • Disestesias orales

  • Enfermedad periodontal

  • Halitosis

  • Modificaciones en la saliva

  • Xerostomía

En algunos estudios tanto in vivo2 como en modelos animales preclínicos3, se ha propuesto una asociación entre depresión y enfermedad periodontal. También un estudio observacional encontró que la depresión puede tener un impacto negativo en los resultados del tratamiento periodontal4. Así mismo, se ha visto que algunos antidepresivos (p. ej., fluoxetina) tienen efectos supresores sobre la respuesta inflamatoria y la gravedad de la enfermedad periodontal5.

La enfermedad periodontal y la depresión comparten factores de riesgo sociales y ambientales, la prevalencia y la gravedad de ambas patologías se asocian a varios determinantes como; la edad, el bajo nivel socioeconómico, el bajo nivel educacional y la raza6.

Estilos de vida poco saludables, como fumar o consumir alcohol, han demostrado ser un factor de riesgo tanto de enfermedad periodontal como de depresión. Así mismo, una dieta deficitaria o la falta de actividad física, ejercen un efecto en la aparición y el desarrollo de la depresión, así como en una prevalencia mayor de periodontitis7.

También se han identificado factores genéticos comunes que contribuyen en las dos enfermedades8.

Entre los mecanismos propuestos para explicar cómo la depresión interviene en la etiopatogenia de la enfermedad periodontal destacan los siguientes:

  • La depresión afecta al eje hipotalámico-hipofisario-adrenal y causa alteraciones en la síntesis de cortisol, lo que podría influir en la progresión de la enfermedad periodontal en pacientes susceptibles de sufrirla y en una peor respuesta terapéutica al retrasar la curación de las heridas9.

  • Los cambios en los hábitos saludables que suelen acompañar a la depresión (despreocupación por mantener una buena higiene oral, alimentación descuidada, tabaquismo, consumo de alcohol, etc.) también están relacionados con la aparición de enfermedad periodontal10.

  • Los antidepresivos provocan xerostomía, alteraciones en la circulación gingival y cambios en la composición de la saliva que pueden exacerbar la enfermedad periodontal11.

En la dirección opuesta, resulta interesante un estudio japonés publicado recientemente que vincula los problemas bucodentales con la aparición o el agravamiento de los síntomas depresivos12.

En el caso concreto de la enfermedad periodontal como causa de depresión, los mecanismos que podrían contribuir al inicio de esta enfermedad psiquiátrica son:

  • La asociación de la depresión a una respuesta inflamatoria crónica de bajo grado, con activación de la inmunidad celular y de la respuesta antiinflamatoria compensatoria13.

  • El riesgo aumentado de trastorno depresivo por las consecuencias psicosociales que la mala higiene y los problemas de halitosis relacionados con la enfermedad periodontal puedan ocasionar14.

  • Los problemas derivados de la pérdida de dientes por enfermedad periodontal, que van más allá de un problema funcional, al perjudicar la imagen corporal y disminuir la autoestima15.

Una vez más la famosa frase del poeta satírico Juvenal mens sana in corpore sano, o en boca sana, en este caso, cobra pleno sentido.

Bibliografía

  1. Nota de prensa de la Organización Mundial de la Salud de febrero de 2017 a propósito de la depresión [en línea]. <http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs369/es/> [Consulta: 23 de mayo de 2017].
  2. Rosania AE, Low KG, McCormick CM, Rosania DA. Stress, depression, cortisol, and periodontal disease. J Periodontol 2009; 80(2):260-266.
  3. Breivik T, Gundersen Y, Myhrer T, Fonnum F, Osmundsen H, Murison R y cols. Enhanced susceptibility to periodontitis in an animal model of depression: reversed by chronic treatment with the anti-depressant tianeptine. J Clin Periodontol 2006; 33(7):469-477.
  4. Elter JR, White BA, Gaynes BN, Bader JD. Relationship of clinical depression to periodontal treatment outcome. J Periodontol 2002; 73(4):441-449.
  5. Bhatia A, Sharma RK, Tewari S, Khurana H, Narula SC. Effect of fluoxetine on periodontal status in patients with depression: a cross-sectional observational study. J Periodontol 2015; 86(8):927-935.
  6. Thomson WM, Sheiham A, Spencer AJ. Sociobehavioral aspects of periodontal disease. Periodontol 2000 2012; 60(1):54-63.
  7. Dumitrescu AL. Depression and inflammatory periodontal disease considerations: an interdisciplinary approach. Front Psychol 2016; 7:347.
  8. Ding C, Ji X, Chen X, Xu Y, Zhong L. TNF-α gene promoter polymorphisms contribute to periodontitis susceptibility: evidence from 46 studies. J Clin Periodontol 2014; 41(8):748-759.
  9. Saletu A, Pirker-Frühauf H, Saletu F, Linzmayer L, Anderer P, Matejka M. Controlled clinical and psychometric studies on the relation between periodontitis and depressive mood. J Clin Periodontol 2005; 32(12):1219-1225.
  10. Alkan A, Cakmak O, Yilmaz S, Cebi T, Gurgan C. Relationship between psychological factors and oral health status and behaviours. Oral Health Prev Dent 2015; 13(4):331-339.
  11. Friedlander AH, Norman DC. Late-life depression: psychopathology, medical interventions, and dental implications. Oral Surg Oral Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2002; 94(4):404-412.
  12. Yamamoto T, Aida J, Kondo K, Fuchida S, Tani Y, Saito M, Sasaki Y. Oral health and incident depressive symptoms: JAGES project longitudinal study in older japanese. J Am Geriatr Soc 2017; 65(5):1079-1084.
  13. Berk M, Williams LJ, Jacka FN, O'Neil A, Pasco JA, Moylan S y cols. So depression is an inflammatory disease, but where does the inflammation come from? BMC Med 2013; 11:200.
  14. Pham TA, Ueno M, Shinada K, Kawaguchi Y. Factors affecting oral malodor in periodontitis and gingivitis patients. J Investig Clin Dent 2012; 3(4):284-290.
  15. Roohafza H, Afghari P, Keshteli AH, Vali A, Shirani M, Adibi P, Afshar H. The relationship between tooth loss and psychological factors. Community Dent Health 2015; 32(1):16-19.
alteraciones bucodentales enfermedad periimplantaria enfermedad periodontal factores de riesgo enfermedad periodontal Periodoncia periodontitis

Más información profesional:
DENTAID Expertise
DENTAID Profesional

Una iniciativa de
Perio·Aid

Cerrar
Banner
¿QUIERES SUSCRIBIRTE?  
Todas las novedades en Periodoncia
mensualmente en tu email.
  • *
  • *
  • *
  • *
  • Elige tu/s especialidad/es:

(*) Campos obligatorios