La plataforma profesional
sobre las enfermedades
periodontales y periimplantarias

Una iniciativa de
Perio·Aid
Inicio > Noticias > Salud periodontal en verano

Salud periodontal en verano

Después de muchos meses esperándolo, el ansiado verano ya está aquí. Es una época que incita al relax y al disfrute, pero, si no se tienen en cuenta algunas consideraciones, sobre todo cuando llega acompañado de una ola de calor como la que ha habido este año, puede tener consecuencias importantes para la salud.

Hidratarse adecuadamente, seguir una alimentación rica en frutas y verduras, usar fotoprotector, huir de los cambios bruscos de temperatura o evitar la práctica de ejercicio físico intenso en las horas fuertes de sol son algunos de los consejos de salud para el verano.

Pero, ¿cómo puede afectar esta estación del año a la cavidad oral? ¿Qué repercusiones sobre la salud bucodental puede tener?1

  • La deshidratación puede disminuir el flujo salivar y volver más vulnerable la cavidad oral, al reducirse el efecto protector de la salivación y permitir que se acumule placa bacteriana y se inflamen las encías.

  • El consumo de alimentos y bebidas poco saludables y ricas en azúcares es también mayor en verano, lo que puede tener también un efecto dañiño sobre los dientes y aumentar el riesgo de caries2.

  • La halitosis también es otro problema que puede agravarse en verano, sea por una alimentación inadecuada, sea por un consumo de bebidas alcohólicas y de tabaco incrementado o sea por un abandono de los hábitos higiénicos.

  • El consumo de helados y de bebidas frías también dispara las quejas por sensibilidad dental en un esmalte previamente dañado.

  • El cloro de las piscinas también puede alterar el pH y favorecer la desmineralización de los dientes, así como el consumo de bebidas o comidas ácidas.

  • La práctica de según qué actividades propias del verano eleva también el riesgo de traumatismos dentales.

Una mención especial merecen los efectos del verano sobre la salud periodontal. Por un lado, el aumento de las temperaturas, que facilita la proliferación de bacterias orales, y la mayor permisividad cuando se trata de mantener una correcta higiene bucodental pueden elevar el riesgo de sufrir infecciones y enfermedad periodontal. Por el otro lado, la vitamina D, generada en un 90% sólo con tomar el sol, ayuda a mantener unos huesos y dientes sanos y desempeña un papel clave sobre el sistema inmunitario, activando células que combaten la infección y evitando la destrucción de los tejidos periodontales3.

Por todo ello, extremar las precauciones y seguir unas buenas pautas alimenticias e higiénicas, acudiendo al especialista en caso de necesidad, será una buena manera de dejar el verano atrás con una amplia y sana sonrisa.

  1. Sharma P, Busby M, Chapple L, Matthews R, Chapple I. The relationship between general health and lifestyle factors and oral health outcomes. Br Dent J 2016; 221(2):65-69.
  2. Omid N, Zohoori FV, Kometa S, Maguire A. Erosive characteristics and fluoride content of cola-type drinks. Br Dent J 2016; 220(7):349-355.
  3. Dietrich T, Joshipura KJ, Dawson-Hughes B, Bischoff-Ferrari HA. Association between serum concentrations of 25-hydroxyvitamin D3 and periodontal disease in the US population. Am J Clin Nutr 2004; 80(1):108-113.
caries enfermedad periodontal Periodoncia salud periodontal sensibilidad dental verano

Más información profesional:
DENTAID Expertise
DENTAID Profesional

Una iniciativa de
Perio·Aid

Cerrar
Banner
¿QUIERES SUSCRIBIRTE?  
Todas las novedades en Periodoncia
mensualmente en tu email.
  • *
  • *
  • *
  • *
  • Elige tu/s especialidad/es:

(*) Campos obligatorios